sábado, 31 de diciembre de 2016

Hilda Tenorio: Mi año triunfal 2016.


Llega fin de año, época de reflexión, de resumir lo que ha sido nuestro paso por el mundo los últimos 365 días.

Cualquier taurino al tanto de las noticias y estadísticas de los toreros se sorprenderá al leer el titulo de mi escrito, y es que con tan poquitos festejos toreados en este año que termina, nadie que no esté en mis zapatos o conozca de cerca lo que ha sido mi año, podría creer que fue un año triunfal.

Para mi, ha sido el año más exitoso de cuantos llevo de profesional en el mundo taurino; me explico:

A principios de este año me encontraba en el hule, casi postrada en cama por mi última lesión: Ruptura del tendón patelar o rotuliano. Al investigar sobre mi lesión, el panorama era nada esperanzador; me aparecía en todas las referencias el nombre de Ronaldo el jugador de Futbol quien había sufrido la misma lesión que yo.



Ronaldo, tras 7 meses de intensos cuidados médicos y de tratamiento con todo su equipo de fisioterapeutas, intentó reaparecer y su tendón se volvió a romper.

No pudo recuperarse de esa lesión y el astro del futbol se vio obligado a retirarse de la vida que lo apasionaba.

Conociendo el caso de Ronaldo y el equipo que lo respaldaba, se podría pensar que yo no tenía posibilidad alguna de volver a torear, sin embargo, seguí entrenando con la idea y el sueño de volver a partir plaza algún día… no sería la primera vez que algunos me decían que estaba loca y que no lo lograría.

Justo en febrero, José San Martín me propuso la reaparición en Tepotzotlán con algún cartel en tercia, sin embargo, alguno de los toreros a los que él les habló no quisieron alternar conmigo y entonces surgió la inicialmente descabellada idea por parte de San Martín de hacer una encerrona de Hilda Tenorio.



Desde luego, si un loco soñador taurino que tiene fe en mi, llega y me propone esto, a mi que soy una loca y soñadora de mi carrera, que he construido lo que soy a base de afición… la respuesta fue:

“No quiero una encerrona de 4, sino de 6 toros, para que no haya lugar a dudas en la historia de que fui la primera mujer en la historia mundial en realizar una encerrona”.

Incluso, algo que no se supo es que 2 meses antes de la encerrona y estando anunciada ya, me volvieron a operar para retirarme un cerclaje de la rodilla que se había roto.

No quise anunciarlo a la prensa para que la gente que creía en mi y en mi reaparición, no dejara de hacerlo.



Recuerdo haber ido un día antes de la operación a tentar a Cerro Viejo, esa ganadería que tanto me ha dado, y haberlo hecho con un alambre, roto, picándome por dentro a cada paso que daba.

La encerrona pues, se construyó a base de fé por parte de dos personas y el apoyo de muchas más, entre ellos mi familia de sangre a la que siempre le estaré muy agradecida.

También, mi familia adoptiva, mi familia de Apizaco, la familia Moreno Macías, familia del maestro Uriel Moreno “el Zapata”.

El maestro Uriel me ha dado consejos, muchos, y me ha abierto las puertas de su escuela en donde he conocido muchos amigos que como yo, sueñan en grande aunque lleven menos camino recorrido.



Gracias al maestro Uriel me abrieron las puertas del CRI de Apizaco, en donde me atendieron en extensas sesiones de fisioterapia, que a la par del entrenamiento y el acondicionamiento físico con el Profe David Lozano, además del apoyo de algunos Ganaderos, me permitieron llegar 2 meses después, más que lista a la encerrona.

La encerrona, con 6 toros de una ganadería de las reconocidas como duras, se solventó, y demostré que estaba lista para reaparecer y más, por lo que a la salida me ofrecieron otra encerrona.

Y así, este año lo termino con 3 corridas, 6 orejas y 2 festivales, pero más que números, para mi, este ha sido el año más exitoso de mi vida.



Un triunfo a la vida, a mi afición y a mi profesión, pues este año lo termino estando más fuerte que en mi etapa de novillera, y así, me preparo con la intención de cubrir de nuevo el segundo tercio, el de banderillas, ese tercio que tanto me dio a conocer y que hoy, a pesar de que muchos me dicen que no lo lograré, prefiero poner mi oído sordo a sus lamentos, y en cambio ponerle el corazón a lo que me gusta, correspondiendo a la gente que cree en mi.

Feliz 2017 a todos.

Hilda Tenorio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...