martes, 6 de diciembre de 2016

Eduardo Rodríguez Diez: ¿Por qué no va la gente a los toros?

“Nadie es dueño de la verdad absoluta” y además de no descubrir el hilo negro, aquí les comparto lo que para un servidor es una posibilidad por la cual la gente no está asistiendo a las corridas de toros en la capital de la República.

Y es que lo que fuera el espectáculo de mayor clamor popular en los años cuarenta y todavía a finales de los 90 ha dejado de llamar la atención a las multitudes y se debate entre la vida y la muerte; con la escasa y casi nula asistencia a una plaza con capacidad para albergar a cuarenta mil personas y que cada domingo amanece con la incertidumbre de si es viable o no hacer el paseíllo cada tarde.

Todos nos hacemos la misma pregunta. ¿Por qué no va la gente a los toros?

Este articulo que pretende explicar el alejamiento de la gente a la fiesta de los toros, puede aplicársele muy bien a Venezuela, agregándole el gran problema económico, si usted considera que las razones por la que usted se aleja de la fiesta coinciden con Mexico, el problema ya es a nivel mundial….



Y como repito sin creer ser dueño de la verdad absoluta quiero dar mi muy personal punto de vista.

La fiesta de los toros hoy en día, COMO ESPECTACULO, está sumamente sobre valorado; esto es, pagamos demasiado caro por una entrada a un espectáculo que la mayoría de las veces es pobre, aburrido y poco emocionante.

Los toros han dejado de ser definitivamente un atractivo para el público y esto como repito no es descubrir el hilo negro, pero las empresas taurinas que han regenteado el coso capitalino en los últimos años, se han empeñado en hacer de los toros una fiesta para el jet set; una reunión de gente de élite, de socialité; una fiesta de ricos, para ricos; un espectáculo clasista en donde se habla de cultura; y el dinero no te da cultura; han alejado a los toros poco a poco del pueblo que fue por muchos años fue el que mantuvo la fiesta brava en México.

Esto con todo respeto es una verdadera torpeza por donde se le quiera ver; más aún si se considera que estamos en un país en donde más de la mitad de sus habitantes está inmersa en la extrema pobreza y solo menos del 1% representa la clase pudiente o rica del país.

Otros espectáculos en lugar de alejarse del populacho, han buscado la forma de atraerlos, de atraer multitudes, han ganado terreno a la fiesta de los toros, por el simple hecho de no alejarse de sus orígenes, de no olvidar de donde vienen; hoy por ejemplo, podemos ver un Estadio Azteca repleto en un juego de Monday Nigth Football y gente que pagó hasta $15,000.00 por una localidad y que todavía salió feliz del estadio; el futbol americano se juega en nuestro país desde 1896, es decir más de 120 años; mas de un siglo; de hecho el estadio Universitario en CU nació para darle cabida a este deporte extranjero que hoy tiene miles de seguidores en México; la NFL con un poderoso músculo de comunicación y de promoción llega a muchos lugares del mundo ofreciendo un espectáculo tal que no puedes dejar de admirarte cada que tienes la oportunidad de asistir a un juego en cualquiera de los estadios que este se dé: sus jugadores, verdaderos profesionales y las personas que los rodean hacen que el coste del boleto valga la pena pagarlo.

¿Y los otros?

En el rezago total…

En México 500 años de tauromaquia no han servido para nada, solo para argumentar que la fiesta es tradición y que por eso no se puede prohibir…

Lo mismo sucede con el futbol, y esto es más increíble aún, no hay lugar en el mundo en donde no puedas ver a un chaval pateando una pelota; desde las llanuras en África, hasta los helados países nórdicos, es el deporte y espectáculo con más seguidores en todo el orbe; y este espectáculo, tampoco ha olvidado su origen humilde, es extracto del pueblo; y es un espectáculo para el pueblo, que lo sigue con devoción, domingo a domingo o sábado a sábado o prácticamente diario; ya que hay partidos de fútbol todos los días en cualquier parte del mundo; y la gente espera con ansia el poder ver a su equipo favorito y va al estadio y consume y gasta y llena estadios; siente que es justo lo que obtiene por lo que paga por un boleto.

Y la prensa, habla todo el día de futbol, desde la barba con tres pelos de Neymar y de los pelos rubios mal pintados de Messi; hasta las suripantas que salen con Cristiano Ronaldo; del odio que despierta el América; o de lo mal juegan las Chivas; hoy en día, puedes tomar un diario con 50 hojas las cuales 48 están conformadas y dedicadas al futbol; y se habla de futbol todos los días y ves anuncios de futbol todos los días y a todas horas; y los jóvenes saben que un cabrón que patea un balón, gana 80 millones de euros al año y es su héroe; y además, tienes espacios televisivos con programas especializados en futbol que por horas seguidas te hablan desde del pedo que se tiró Iniesta, hasta la raja de canela que dejó Ramos en sus trusas; y todo esto lo ves normal; y aunque es muy probable que pudieses pensar que vas a llegar al hartazgo de tanto que se charla de futbol, esto no sucede; los héroes, los ídolos de hoy, son chavales con 25 ó 29 años que enfundados en playera y pantaloncillo corto hacen faenas con un esférico en sus pies.

¿Y los toros?

En el rezago total… y los chavales que se juegan la vida, enfundados en finos trajes con oro y seda, dejaron de ser héroes; y el toro, dejó de ser bravo y por consiguiente, dejó de crear emoción en un ruedo; y esto alejó a la poca o mucha gente que creía que esto era un espectáculo sin igual y las empresas sin ningún tipo de visión, han logrado hacer que los aficionados fieles que tenían, se alejen de su propia fiesta.

Y muchos seguirán insistiendo en que la única forma de apoyar la fiesta brava es yendo a una plaza de toros; y yo les preguntaría:

¿Y qué coño se gana yendo a una plaza de toros en donde lo primero que voy a sentir es que estoy siendo robado?

¿Por qué voy a ir a un lugar en donde claramente me voy a sentir engañado y no voy a obtener lo que estoy pagando por un boleto?


Y para quitar ese sentimiento y desarraigarlo por completo de la gente cuesta mucho pero mucho trabajo y sobre todo tiempo; casi el mismo tiempo que llevan engañando a la gente; esto ya no es cuestión de darle a la nueva empresa el beneficio de la duda; la misma

NECESITA YA ACCIONES URGENTES Y HASTA AHORA NO LAS HA HECHO Y SIGUE CAGANDOLA TARDE TRAS TARDE…

Es claro que no hacen una buena promoción de la fiesta, no invierten en publicidad porque no lo consideran como una inversión sino como un gasto.

¿Qué de verdad no se dan cuenta que esto se les fue de las manos hace mucho tiempo por el hecho de seguir engañando a la gente y por apostar a un grupo de elite, a un grupo VIP que solo asiste a los toros cuando hay carteles importantes?

¿Cuántas veces hemos visto al Sr. Slim en un cartel jodido –o modesto para que no se ofendan- o a López Dóriga en una novillada; o a Loret de Mola en un cartel sin las figuras españolas?

Y eso que se supone que son personas públicas declaradas abiertamente “taurinas”.

¿Cuántos anuncios vemos en televisión abierta de la plaza o de los toreros?

¿Cuántos anuncios en radio escuchamos sobre la actual temporada?

Estoy completamente de acuerdo de que la fiesta de los toros tiene que ser negocio, todos los empresarios que han tomado alguna plaza se quejan de que no lo es; pero siguen metidos en esto, y no es por afición, repito, a nadie le gusta perder su dinero;

¿O de verdad ustedes creen que Alemán es imbécil y pasó más de 20 años haciendo empresa y PERDIENDO DINERO?

¿O que al Sr. Bailleres en Aguascalientes, León, Monterrey y ahora en México le parecerá interesante perder dinero cuando todas sus demás empresas son exitosas?

Por supuesto que no…Por mucha afición que se tenga, NADIE, NADIE invierte un peso siendo empresario para perder su dinero.

El problema en México,( Venezuela, Colombia, Ecuador, Peru) en la mayoría de las empresas es la FALTA DE PLANEACION, todo lo hacen como se dice vulgarmente AL CHILE y la México no es la excepción, aunado a que están trabajando para un sector de aficionados que definitivamente no va, ni va a ir a la plaza domingo a domingo.

Ahora por otro lado, con un sueldazo según los estúpidos que nos gobiernan de $80.00 diarios

¿Cómo carambas creen que el aficionado común y corriente va a poder pagar un boleto de sol general de $100.00 cada domingo y ahora sábados y domingos?

¿Y qué?

¿Va a ir solo?

¿Y las chelas? (Cervezas)

¿Y la familia?

¿Y la comida?

¿Y el transporte?

Lo más curioso es que este mismo aficionado gasta hasta $600.00 cada quince días en el partido de fútbol de su equipo favorito;

¿Cómo lo hace? Ni puñetera idea, pero sucede y la realidad es que como taurinos, somos incapaces de meterlo a una plaza de toros.

Y entonces argumentarán, ¡Los toros no es para gente jodida…!

Y yo les replicaría; en eso radica la falta de público en los toros, están haciendo o tratando de darnos un espectáculo con precios de Broadway pero con resultados peores que si hubiésemos entrado al teatro Blanquita.

Otro ejemplo, más puntual y cercano; tenemos a un ejecutivo de nivel medio; aficionado a los toros que gana en promedio $25,000.00 mensuales; dos boletos en el segundo tendido de primera fila de sombra cuestan $470.00 por dos son ya $940.00 x dos tarde seguidas $1,880.00 esto por 4 fines de semana es el 15% de lo que representa su salario.

Y las mismas preguntas:

¿Y la comida, gasolina, estacionamiento, cerveza, cojines, regalito para la novia, las papitas, etc.?

Termina gastando más del 20% de su salario mensual, lo que le representa LO DE UN MES DE RENTA o la mensualidad de un mes del departamento que todavía no es suyo y que está pagando con un préstamo bancario.

Y entonces otra vez argumentaran:

¡Es que la fiesta de los toros no es para jodidos…!”

Y yo les preguntaría:

¿Una persona que gana $25,000.00 al mes y que no puede ir a los toros domingo a domingo es un JODIDO?

O los jodidos son los que piensan que solo los ricos pueden ir a los toros…

Lo que yo creo es que mientras las empresas de las plazas de toros, sigan alejándose del origen humilde de donde proviene la fiesta, cada vez será más y más complicado convencer a las masas que los toros son un espectáculo por el que vale la pena pagar; pero lo más importante aún, mientras no respetemos y volvamos al origen del nombre de la fiesta, es decir LA BRAVURA del toro y la emoción que esto lleva a los tendidos, el espectáculo que tanto amamos y al que ya no vamos, pronto va a desaparecer…

Y aunque hoy se torea mejor que nunca, hemos olvidado al eje principal de la fiesta que es el toro y su bravura y como dijo Lope de Vega: “nadie puede apartarse de la verdad sin dañarse así mismo”, los toros se han alejado de la bravura y han echado al pueblo de sus tendidos…

Tiene esto forma de revertirse, si por supuesto que sí; si los que manejan y viven de esto lo quieren de verdad hacer; porque a los aficionados solo nos queda seguir teniendo esperanza porque “el más terrible de todos los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza muerta”… FGL

Un abrazo y suerte para todos…

Porra México A.C.
Eduardo Rodríguez Diez
Presidente

“El toreo es el único arte fugaz que impacta de un solo golpe todos tus sentidos y el único capaz también de llegarte con una sola imagen a lo más profundo de tu corazón”
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...