jueves, 29 de septiembre de 2016

Las Ventas / Manolo Vanegas, firmo lo mejor de la tarde. 29/09. Imágenes.


                                             Madrid, jueves 29 de septiembre de 2016. 

Novillos de El Tajo y La Reina (1º y 4º) y Ave María (5º bis). Bien presentados, con movilidad pero sin clase y deslucidos en general. Les faltó raza y fondo.

Manolo Vanegas, silencio y ovación con saludos;

PabloAguado, ovación con saludos tras aviso en ambos;

Rafael Serna, silencio en su lote.

Entrada: Dos tercios de plaza.

PARTE FACULTATIVO DE PABLO AGUADO.- Traumatismo facial con hematoma en región malar izquierda. Puntazo en cara posterior de parrilla costal derecha. Pendiente de estudio radiológico. Pronóstico: Reservado.

Así quedo el orden de lidia:
1º) Nº 78. ‘Sendero’. Castaño bragado meano bocidorado. 484 kg.. La Reina.
2º) Nº 51. ‘Duque’. Castaño. 464 kg El Tajo.
3º) Nº 31. ‘Espejito’. Jabonero. 467 kg. El Tajo.
4º) Nº 12. ‘Novelerón’. Jabonero. 491 kg. La Reina.
5º) Nº 25. ‘Descastado’. Negro listón. 462 kg. El Tajo.
5”): Nº 6. ‘Imperial’. Negro. 488 kg. Ave María.
6º) Nº 57. ‘Envilecido’. Colorado ojo de pérdiz. 502 kg. El Tajo.



A continuación las Cronicas de Aplausos, Mundotoro, Cultoro y Burladero, asi como imágenes de Luis Sanchez Olmedo, Emilio Mendez y de Las Ventas,



Iñigo Crespo / Aplausos: Arrancó la feria con un noble ejemplar de La Reina al que le faltó empuje para entregarse. Más condición que fondo. Aseado y templado estuvo el venezolano Manolo Vanegas que toreó con pulcritud y limpieza en una faena sin mayor relieve artístico. Importante anduvo frente al descompuesto y áspero cuarto, un ejemplar de La Reina que tuvo genio y al que superó a base de valor y compromiso. Mucha determinación de Vanegas que toreó con ajuste y exponiendo con autenticidad. Muy por encima de su oponente. Labor de nota por el poso de su actuación y el riesgo asumido. La ovación con saludos que correspondió fue escaso premio para los méritos contraídos.



Maribel Perez / Mundotoro: Montado, bien hecho, el primero de La Reina mostró poco celo en el capote y también en el tercio de varas. Pablo Aguado no perdió la ocasión y quitó por delantales rematando con una bonita media. Muy solvente siempre, Vanegasinició la faena a pies juntos por alto con limpieza, para sacar al tercio al utrero en una labor firme y segura ante un ejemplar noble pero al que le faltó pujanza y transmisión. El venezolano le dejó siempre la muleta puesta en la cara, y extrajo muletazos limpios, con suavidad, por ambas manos. Vanegas se mostró curtido, aunque la falta de repetición de su oponente hizo que la labor no tuviera continuidad sin que la faena cobrara fuerza, pero el torero piso el ruedo con seguridad. Mató de contundente estocada y el público se mostró algo frío, siendo silenciado.



Con dos largas cambiadas de rodillas saludó Vanegas al jabonero cuarto, con el hierro de La Reina, un utrero más afinado de hechuras que sus hermanos y que se movió con mucho brío en el capote del venezolano, que pudo dejar algún buen lance. Muy templado, acarició con el capote a pies juntos Aguado en un compuesto quite. Blandeó en el peto y apretó después hacia los adentros en banderillas, marcando querencia. De nuevo rodilla en tierra, muy entregado, comenzó la faena Vanegas en un gran inicio. Anticipo de una seria e importante faena, que sorpresivamente apenas tuvo eco en el tendido, ante un ejemplar tuvo movilidad en el inicio, y que fue complicado, exigente y rebrincado. Aguantó con firmeza el espada, extrayendo muletazos de gran mérito, y aguantando parones y miradas después con enorme aplomo y valor. De valiente el final de luquecinas, en una actuación impecable. Mató de estocada casi entera, de efecto rápido. Una faena de oreja de peso, que sin embargo, el público no demandó de manera incomprensible



Javier Fernandez Caballero /Cultoro: "Sedero”, con el hierro de La Reina, era el primero de la tarde, un novillo castaño con un peso de 484 kilos, con el que se estiró a la verónica en los medios sin terminar de conectar el venezolano. Javier Martín fue el encargado de llevar al novillo al jaco, al que dejó una levísima primera puya y una segunda que sólo señaló. A pies juntos comenzó su labor ante un novillo noblón pero flojísimo ya en ese inicio, incluso por momentos mortecino. Nada pudo hacer el joven ante un novillo siempre a menos. Le hizo guardia la estocada, sacándola la cuadrilla pero siendo efectiva. Silencio.



De 491 kilos era el jabonero sucio cuarto, al que recibió Vanegas por una larga cambiada al hilo de tablas y dejó un ramillete de verónicas con más voluntad y efectividad en el tendido que pulcritud. Largo se arrancó el de La Reina al caballo, pero recibiendo un leve primer puyazo, justificándose tan sólo en el segundo y debiendo entrar por orden presidencial una tercera vez el animal al peto. Al público fue el brindis del venezolano, que comenzó de rodillas su faena y en esa postura conectó con el público. Aguantando los parones fue Vanegas durante su faena, en la que primó la voluntad ante un animal, como sus hermanos anteriores, siempre a menos. Firmeza de plantas y muchísimo valor derrochó ante un animal con peligro sordo, jugándose de verdad la vida el venezolano. Mató de estocada en todo lo alto.



Rafael Navarro / Burladero: Abre la Tarde Sedero con 484kg y con el hierro de La Reina para Manolo Vanegas. Apenas tres lances, sale suelto. Breve quite de Pablo Aguado. Comienza faena pegado a tablas por alto. Primera serie por el derecho y le falta remate final. Flojea con prontitud y entra sin garra a los cites del venezolano. Le arranca naturales sueltos pero le falta motor a este primero de la tarde. Insiste Vanegas y acerca distancias pero no hay lucimiento posible. Estocada entera. Silencio



A por todas Vanegas en el recibo del cuarto de nombre Noveleró con 491kg. Dos largas de rodillas, la segunda apurada y consigue despertar un poco al público. Quite de Aguado a la verónica y otro que dobla las manos. Brindis al público. Comienza faena de rodillas en la línea del tercio y aguanta con valor. Tanda por el derecho en los medios pero cabecea en los finales desluciendo los mismos. Se mueve al menos este de La Reina. Mil ojos tiene que tener el venezolano porque cuando lo prueba al natural tiene la misma condición. Se lo pasa muy de cerca con peligro y emoción. Cuesta templarlo pero ahí está la disposición del joven. Sin quitarle la muleta de la cara liga tres y se lo saca por la espalda. Valor y actitud ante un novillo complicado. Mata de casi entera de rápido efecto. Saluda ovación.











Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...