lunes, 8 de agosto de 2016

El futuro de la gestión de la "México": su propietario baraja cinco posibles candidatos

Antonio Cosío Pando[1] es uno de los ejecutivos de la nueva hornada en México, con presencia en numerosos sectores y que, entre otras actividades, mantiene la propiedad de la monumental plaza “México”, que heredó de sus antepasados.

Sobre ella y su futuro ha sido entrevistado por Enrique Hernández por la edición local de la revista “Forbes”[2].

En estas declaraciones Cossío Pando se refirió a la futura gestión de la “México” en estos términos:

“Hay nombres que han sonado por todos lados y varios de ellos están dentro de los que estamos considerando y esperamos tomar una decisión en el muy corto plazo. Se está en el proceso de determinar quién va a quedarse con el nuevo contrato de la Plaza de Toros México”.

Interesante articulo elaborado por la gente de Taurologia, que reproducimos a continuación…


Preguntado si Miguel Alemán continuará al frente de la gestión, Antonio Cosío señaló que “no está nada definido. Hay varias que están interesadas y estamos en el proceso de definir quién será el inversionista. En cuanto tengamos una definición exacta y precisa con mucho gusto se los daremos a conocer”.

-- ¿Cuántos son los empresarios interesados por la Plaza de Toros México?

-- Hay entre cuatro y cinco grupos de empresarios aparentemente por quedarse con el contrato de la Plaza.

Sin embargo, unos días en la misma publicación la familia Alemán adelantó que no quiere dejar la gestión de la Plaza “México”, a pesar de que durante dos décadas han puesto dinero a las corridas de toreros de consagrados y novilleros. “No es un buen negocio porque hemos puesto dinero en algunas ocasiones”, dijo Miguel Alemán Magnani, presidente del Grupo Alemán[3].

“Reestructuramos la administración de la Plaza México, no nos retiramos del negocio y seguimos ahí”, explicó Alemán Magnani, quien afirmó que su presencia en la realización de las corridas de toros en el recinto ubicado cerca de Insurgentes es por gusto y pasión por la fiesta brava.

“Después de 25 años hemos salido casi tablas, hemos tenido que poner dinero 20 años y hemos ganado sólo en 2 años”, puntualizó. Una vez retirado Rafael Herrerías como gestor de la plaza, ahora toca definir quien seré el socio responsable de la administración de la Monumental.

Al igual que el propietario del recinto, Alemán ha declarado que “hay varios grupos interesados” en participar en la administración y operación de la Plaza de Toros.

La sucesión de Herrerías, abierta

Como matiza la revista Forbes México, estar al frente de esta Plaza es el premio mayor para los taurinos aztecas. Por eso no extraña que haya cuatro o cinco candidatos a quedarse con la gestión taurina.

Desde luego, Herrerías no reaparecerá en ese puesto. De hecho, preguntado Miguel Alemán en que situación quedará en el futuro Herrería, contestó:

“El doctor Herrerías en los negocios de la familia y en todo lo que yo haga está invitado y vamos a ir juntos. Es una gran persona, pero en el mundo taurino hay muchos intereses y muchas personas que, en vez de ayudar a la fiesta, le hacen más daño que los antitaurinos”.

“Los antitaurinos --añade-- tienen una causa muy respetable y una motivación por la que están manifestándose, pero adentro de la industria hay muchos egos y todos quieren manejar la Plaza México. Entonces, hablar mal de la persona que está como administrador es lo más fácil para quedarse ellos con la operación.”

Uno de los aspirantes de los que se habla es Javier Sordo Madaleno, socios de la familia Alemán en los negocios inmobiliarios a través de la sociedad “Antara Polanco”.

Sin embargo, la respuesta vuelva a ser la misma: “No hay todavía una decisión en firme y estamos viendo muchas opciones”.

Sin embargo, en los últimos días el nombre de Javier Sordo --que también es propietario de la ganadería de Xajay-- ha aparecido unido al de Alberto Bailleres, propietario de EMTSA --la mayor empresa taurina de México-- y de la FIT, para asumir como socios la gestión de la “México”. En distintos círculos de la capital mexicana es la opción que está tomando más fuerza.

Pero con anterioridad se había hablado, entre otros nombres, de la posibilidad de que fuera el taurino Pablo Álvarez “Palillo” quien podía nuclear una empresa --en la que también se citaba a Javier Sordo-- para hacerse con la gestión de Insurgentes, en lugar de Herrerías. Esta opción parece abandonada, pero ha surgido otras.

La cuestión, pues, queda muy abierta, a expensas de la decisión que adopte el propietario de la plaza.

Una opinión independiente

Sobre la situación que se vive en torno a la “México”, Taurologia.com ha consultado al respecto al historiador mexicano y colaborador de nuestro portal, Coello Ugalde, que como matiza observa todo este asunto como “un aficionado que se mantiene atento al desarrollo de un espectáculo no precisamente en estado catatónico, pero que puede alcanzarlo si no viene un sacudimiento real y concreto”.

“Desde hace semanas --ha explicado-- se percibe un ambiente enrarecido. Y sí, en efecto, a raíz de la publicación de esa entrevista entendemos que Alemán y Herrerías dejan de tener relación directa con la empresa de la plaza "México", cuyo propietario Antonio Cosío, se había colocado en posición de espera para nuevas decisiones”.

Por otro lado, añadió que “sabemos ya, es un secreto a voces, que Alberto Bailleres y Xavier Sordo Madaleno se encargarán del asunto de aquí en adelante, pero ante su falta de posicionamiento --una declaración formal, una rueda de prensa, etc.--, lo que viene en seguida es la especulación y los rumores. Sobre todo porque ante el tiempo que pasa no hay por ahora una realidad contundente de lo confirme o desmienta”.

Pero también ha explicado, a tenor de lo que se opina en los círculos taurinos, que falta por clarificar la posición final que ocupará Miguel Alemán, en la medida que por un lado afirma que tan sólo en dos de los 23 años que lleva en la “México” ha ganado dinero, pero simultáneamente reconoce que no quiere abandonar el negocio.

Respecto al futuro de la Plaza, entiende Coello Ugalde que hasta ahora tan solo hay especulaciones; de hecho se trata de una cuestión que, siendo tan relevante, por ahora no ha sido abordada por ningún medio informativo local.

En este sentido, ha comentado que la realidad es que “desde hace años, los dos inmuebles, plaza y estadio, se han visto rodeados de amenazas, que a partir de ya se materializan en el segundo inmueble, donde la administración del equipo de futbol Cruz Azul que lo regenteaba no llegó a acuerdo alguno para renovación de contrato con vistas al usufructo correspondiente”.

La Plaza México

Como se sabe, la Plaza México fue inaugurada el 5 de febrero de 1946 con una corrida en que participaron los diestros mexicanos Luis Castro El Soldado y Luis Procuna, y el español Manuel Rodríguez Manolete, con toros de San Mateo.

En aquella época, el empresario de Yucatan de origen libanés Neguib Simón Jalife promovió la construcción de la Monumental, como parte de una ciudad deportiva que se construyó a las afueras de la todavía apacible capital mexicana.

El proyecto pretendía la construcción de una alberca, pistas de boliche, canchas de basquetbol y voleibol, un estadio de futbol (el actual Estadio Azul) y la plaza de toros, así como un centro comercial y de espectáculos con restaurantes y salas de cine.

Por problemas financieros de los inversionistas sólo se construyó la Plaza de Toros México y el estadio de futbol que viene utilizando el club Cruz Azul[4].

El ingeniero mexicano Modesto C. Rolland fue el responsable de levantar la Plaza en uno terrenos que ocupaba una ladrillera en la colonia Nochebuena.

Tiene capacidad de albergar para más de 42,000 personas. La Plaza fue adornada en sus fachadas por diferentes esculturas, todas de tipo taurino, obras del maestro valenciano Alfredo Just.

La Monumental está dentro de las tres plazas de toros más reconocidas e importantes a escala mundial. Ahí están la Plaza de Las Ventas, en Madrid, y la Plaza de la Real Maestranza de Caballería, en Sevilla.

La temporada grande inicia cada año entre el último domingo de octubre y el primero de noviembre.

Y tiene una duración mínima de 12 corridas, aunque casi siempre se extiende a 20.

En ese espacio se realiza también la temporada de novilladas o temporada chica, con menor afluencia de público, celebrada anualmente durante el verano con una duración reglamentaria de 12 novilladas.

Fuente: http://taurologia.com/futuro-gestion-mexico-propietario-baraja-4238.htm

Quien es quien entre los citados en el artículo de Taurologia:

[1] Antonio Cosío Pando, hijo de Antonio Cosío Ariño, también de origen español y beneficiario del crack de 1987, es un hombre de negocios que divide su tiempo para atender intereses en Teléfonos de México, Carso Infraestructura y Construcción, Grupo Carso, Grupo Financiero Inbursa (todos ellos de Carlos Slim), Corporación Moctezuma (cementera), Grupo Hotelero Brisas, Grupo Pando, Compañía Industrial de Tepeji del Río y Tejidos Puente Sierra, entre otros. Dentro del patrimonio familiar se encuentra la propiedad de la Plaza de Toros México.

A este respecto, por razones de financiación el promotor del complejo que se proyecto para Insurgentes, Simón Jalife, tan solo pudo ver como se levantaban los inicios de su sueño. Fue la familia Cosío la que compró las dos edificaciones fundamentales de las que se habían proyectado: el Estadio Azul y la Plaza “México”. Sin embargo, para la gestión taurina se ha venido cediendo contractualmente a terceros; la última ha sido la que hasta ahora formaban Miguel Alemán y Rafael Herrerías.

[2] http://www.forbes.com.mx/cinco-empresarios-pelean-la-plaza-mexico/#gs.CaLLpig

[3] Miguel Alemán Magnani (Veracruz, 1966), es en la actualidad presidente de Grupo Alemán y Presidente Ejecutivo de ABC, Aerolíneas Interjet, la primera línea área mexicana de bajo coste. Licenciado en Derecho, entre otras actividades ha sido Director de Asuntos Especiales de la Presidencia de Televisa y Director del Canal 5. Desde 1991 es accionista de Televisa y miembro de su Consejo de Administración.

Consejero de del Grupo Banorte-IXE y del Banco Fácil de Chedraui Matriz Xalapa, también es miembro del Consejo Consultivo de Turismo del Distrito Federal, miembro del Grupo “¡…Por México!” --organismo que integra a empresarios, dirigentes religiosos y propietarios de medios de comunicación-- y miembro del Consejo Coordinador Empresarial, además participa en foros internacionales como "Mexico Bussines Summit" y el Consejo de Negocios México-Italia.

Por otro lado, forma parte del Comité Olímpico Mexicano, es patrocinador oficial de la Selección Nacional de Fútbol, del Club de Golf México, el Basquet Ball y de organizaciones dedicadas a la enseñanza de artes marciales como "Okayama Karate Do" para celebrar torneos de Karate Interjet.
Hasta ahora, y durante más de 20 años, ha permanecido en la sociedad que gestiona la plaza “México” y es titular de la ganadería de “Jorge María”, que en sociedad con Rafael Herrerías adquirió a sus anteriores propietarios en 1993; se basa en vacas y sementales adquiridos a Manuel Martínez, Javier Garfias, San Martín y Tequisquiapan.

[4] En los últimos días se ha anunciado la disolución en 2018 del contrato entre la propiedad de este estado y el Club Cruz Azul, para proceder a su demolición, para dar paso a la construcción de un hotel y un centro comercial. Como recoge José Francisco Coello Ugalde en su blogs, este anuncio ha dado pie a especulaciones, aún por despejar, acerca de si no ocurriría lo mismo con la Monumental México. No obstante, el historiador Coello Ugalde enumera algunas de esas especulaciones: “Sólo para terminar con asuntos relacionados con el destino de la plaza, se dicen tantas cosas qué van de cercenar el tendido general (sol y sombra), de techar lo que reste del recinto y con las modificaciones que resulten, adecuar los espacios a nuevos usos. El inmueble hoy día requiere un mantenimiento mayor, pues sus condiciones como obra muestran abandono, puntos muy claros donde hay desprendimiento, fractura y demás aspectos que la ingeniería civil tendría que atender. Los tendidos originalmente desplegados en ese gigante de cemento, contaban entre otras condiciones de confort con la de la isóptica, es decir aquella razón en la que sentarse en cualquier punto del tendido (numerado o general) significaba apreciar los acontecimientos en el ruedo con una visión muy clara de las cosas. Hoy en día, y bajo las alteraciones a la obra original, se perdieron esas virtudes. Los baños, de mujeres y hombres son auténticas pocilgas y requieren una puesta al día, de conformidad con los reglamentos que deben aplicar en esos casos”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...