viernes, 8 de julio de 2016

Francisco Rivera: 'Ser duque de Montoro fue un braguetazo total'

Francisco Rivera (40) entra a matar subido en el chester de Risto Mejide. "Yo no soy ningún asesino, soy un torero", dice cuando habla de su paso por los ruedos.

La fama también estuvo a punto de pasarle factura a Francisco.

"Perdí el norte. Te crees que estás por encima del bien y del mal. Cuando el éxito te llega tan joven, es muy difícil de asimilar".

Cuando entra A hablar de temas más personales,mete varias estocadas.

La primera, sobre su boda con la duquesa de Montoro, Eugenia Martínez de Irujo:

"Mi madre, la noche antes de mi boda, me dijo que no me casara. Me dijo: 'Fran, coge un coche, coge un avión y vete y no te cases mañana (...) No pasa nada, yo me quedo aquí a dar la cara y esto dentro de un mes se ha olvidado".

Mas información de la entrevista de Risto Mejide a Francisco Rivera Ordonez a continuacion...



Sobre la trágica muerte de su madre, Carmina Ordóñez: "Mi madre nunca admitió su adicción.

Yo lo hago y lo hago públicamente, porque quiero con estas declaraciones intentar ayudar a familias que lo están sufriendo en su casa (...).

Me enfrenté a mi madre, estuve un año sin hablarme con ella por muchísimas cosas que te hacen daño, a lo mejor inconscientemente, pero que hacen daño".

"Mi madre ,la noche antes de mi boda me dijo que no me casara con Eugenia. Que ella daría la cara"

Treinta años después del fallecimiento de su padre, el torero Francisco Rivera Paquirri en Pozoblanco (Córdoba), aún no ha recibido toda la herencia que le corresponde.

En el testamento que incluía un libro de reparticiones, el diestro dejó escrito que 26 objetos personales suyos (capotes, trajes de luces, medallas de oro, estoques, muletas y algunas monturas de caballo), quería que fueran a parar a manos de sus hijos Francisco y Cayetano.

Estos nunca lo han recibido.

"Cuando murió mi padre, mi madre le pidió a Isabel Pantoja que nos diera las cosas de mi padre. Mi madre la llevó a juicio y ganó. Y justo al día siguiente de la sentencia, la mala suerte del destino, robaron en Cantora", confiesa Francisco Rivera en 'Viajando con Chester' (Cuatro).

Los hijos de Paquirri habían permanecido callados 29 años sin reclamar nada.

El silencio se rompió cuando su hermano Kiko Rivera dijo en un plató de televisión hace un año:

"Estoy cansado de ser el imbécil de la familia. Si no he ido a la boda es porque mi hermano no me ha invitado. A mí no me ha llegado ninguna invitación. Sí, de mi hermano Cayetano, pero a mí no me valía".

Se refería al enlace de Francisco con Lourdes Montes celebrado en septiembre de 2013 en Ronda.

Harto de escuchar reproches, Francisco llamó en directo a un programa de televisión para aclarar la situación:

"Yo he hablado con mi hermano, y le dije un día que hablara con su madre y hasta hoy. Esa es la realidad", dijo.

Al ex torero le gusta recalcar el valor sentimental de estos objetos:

"A lo mejor te dan a ti una cazadora de Paquirri y a ti te da igual, pero para mí tener una cazadora de mi padre significa muchísimo".

PARADERO DESCONOCIDO

Siempre se ha señalado a Isabel Pantoja como la depositaria de estos objetos de Paquirri, de hecho nadie ha negado hasta el momento que los tenga.

Alguien muy cercano a la tonadillera declaró en una ocasión que los tiene a buen recaudo en una habitación cerrada con llave en la finca Cantora.

Otros apuntan a que la noche del entierro de Paquirri alguien entró a robar en las cuadras y algunos desaparecieron y fueron posteriomente vendidos.

Carmina Ordoñez, harta de esperar, le interpuso una demanda en 1990 a Isabel Pantoja.

Dos años más tarde, una sentencia de un juzgado de Alcobendas le daba la razón y obligaba a la tonadillera a devolver estos objetos de valor sentimental para la familia.

"Mi hermano siempre ha tenido las puertas de Cantora abiertas. No sé lo que le pertenece y tiene que hablar con mi madre", dijo en una ocasión Kiko Rivera.

Francisco, sin embargo, en la entrevista que se emitirá este domingo aclara: "Yo intento estar con mi hermano y apoyarle en lo que puedo. No compraría Cantora. Es más, a lo mejor me regalan Cantora y a lo mejor vendo Cantora".

"Un día, le dije a mi hermano Kiko que hablara con su madre (Pantoja) y hasta hoy"

La gran incógnita: un camión anónimoque entró en la finca hace dos días en plena noche.

Dicen que para poner a buen recaudo, durante la estancia de Pantoja en la cárcel, los objetos personales de Paquirri, que se niega a entregar.

Francisco Rivera ha lanzado un dardo envenenado a través de Twitter;

"El que roba, no debería salir de la cárcel hasta devolver lo robado. El que mata o viola...No debería salir de la cárcel nunca".

Fuente: Pilar Vidal / El Mundo
http://www.elmundo.es/loc/2014/11/15/54665f40e2704ec47a8b4572.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...