viernes, 27 de mayo de 2016

El Bardo de la Taurina: La pasividad taurina alborota a los depredadores.

El cronista El Bardo de la Taurina, hace una radiografía de la situación taurina en México, que por casualidad, y decimos solo por casualidad, tiene “ligeros” parecidos con la situación de la Venezuela taurina. Lea, analice, y saque sus conclusiones. Todo puede ser aplicado aquí, pero con un ligero detalle, seria elevada a la “N+1” a la potencia.

Que patético resulta la no actitud de bravura que debería de existir entre quienes profesan el culto a la Fiesta Brava, que va desde los ganaderos y toreadores a los alquiladores de cojines, teniendo como eje a quienes la sostienen que son los aficionados con el pago de sus entradas y quienes están como el 'Chinito no'más milando'.

Por eso la fiesta está anoréxica, porque los taurinos hemos permitido que los operadores de este negocio, quienes solo ven por su interé$ que es la marmaja, degraden la esencia que lo es el Toro, con alguna excepción como la de Santiago Cuautalpan y quizás algunas otras.

El caso que hoy nos debería de concientizar es el de; 

¿hasta dónde se les ha permitido a los depredadores boca bajear a la Fiesta Brava?,

Mas información a continuación…

con nuestras sumisiones incomprensibles como esa de 'Demostremos a los ‘antis’ que los taurinos somos gentes decentes, educadas, gentiles y hasta muy monos’, dejemos que bloqueen los accesos a las plazas, que nos destruyan los automóviles en los que llegamos a nuestro espectáculo, que nos intoxiquen con los olores nauseabundos que se desprenden de sus fiambres, que tengamos que ver sus tetas flácidas, desorientadas y pintarrajeadas con cátsup, sigamos haciéndole a los decentes mientras los enemigos con pancartas, mensajes de texto y viva voz nos escupen en la cara que somos unos desalmados, ignorantes, insensibles y asesinos, expresiones éstas que vierten los anarquistas de alquiler que sirven a los partidos políticos del color que les convenga, y aquí es oportuno soslayar que estos maléficos nada tienen que ver con quienes se preocupan por dar habitad, alimentación, higiene, salud y cariño a los animalitos domésticos.

Pero la tolerancia tiene un límite y se debe respetar, mas cuando se trasgrede azufrosamente como lo fue usando al matador de Apizaco caído y en su nombre le endilgaran una retórica de falacias contra la propia fiesta incluyendo el arrepentimiento por haberla ejercido y subrayan que él dijo que no tuvo el valor pa’ haberla dejado y rematan con el supuesto pedimento de perdón, desde luego todo ello imposibles de haber sido expresado por el torero empezando por su estado físico y por su convicción, pasión y amor a lo que fue su vida activa, no transcribiré el comunicado por que quienes membretan unos tales ‘Gladiadores por la paz’, un Alexander Garín Rojas que en sí, deben de ser la coraza de Leonardo Anselmi el enemigo número uno del arte de la taurina, quienes lo que buscan es escaparate y difusión y como quien debiera demandar por difamación está imposibilitado no sé si las porras, los grupos, las cofradías, las redes sociales o los aficionados, se manifestarán enérgicamente y con acciones dejando de lado el Manual de Carreño, en lo que a mi concierne solo expresar con ira que lo que hicieron los mercenarios no tuvo madre, pues solo unos hijos de la chingada como ellos serían capaces de usar falsamente y enlodar a un ser humano que se halla fuera de combate de esa manera repudiable, putrefacta y cobarde.

Y esto hay que tomarlo como una alerta más, porque esa pandilla ya asesinó a la tradición circense a pesar de que muchos de los animales fueron condenados a la desaparición, ahora continúan con la Fiesta de Toros y si consiguen aniquilarla totalmente irán por la fiesta nacional de la Charrería, seguirán con las simbólicas Peleas de Gallos y no descarten autoridades que ese símbolo patrio en el que una águila lidia con una serpiente brava también sea atacado en prejuicio de la historia de un país llamado México.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...