viernes, 30 de octubre de 2015

El secuestro que no fue. Caso Noelia Mota


El supuesto secuestro de la rejoneadora Noelia Mota quedó finalmente en un susto y una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil, tras un episodio en el que la amazona estuvo localizada en todo momento, aunque tuvo que recibir incluso atención médica.

Aunque inicialmente su padre, José Luis Mota, llegó a afirmar que su hija “había sido capturada por dos personas, lo he denunciado y lo está investigando la Guardia Civil”, lo cierto es que en una segunda versión horas después matizó que “fue un intento de rapto en su casa por parte de dos miembros de una empresa de cobro de deudas”.

Mas información a continuación…


Según fuentes oficiales de la Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca, fue la propia Noelia Mota quien interpuso una denuncia en el cuartel relativa a “la reclamación de una deuda por parte de una empresa encargada del cobro de morosos”.

Al parecer, miembros de esta entidad se personaron en su domicilio hacia las diez y media de la mañana y se produjo un “forcejeo o desencuentro”, la amazona se sintió “intimidada” y decidió denunciar estos hechos.

No obstante, el padre insiste en relatar que “iban a por ella, pudo avisarme y yo llamé a la Guardia Civil para que se personaran allí, gracias a que acudieron no se la llevaron, porque iban a secuestrarla”.

En este sentido, cuenta que “estas dos personas declararon en el cuartel y en la denuncia se quiso hacer constar que fue un presunto secuestro, porque esa es la pura verdad”.

Además, añade que la intención de Noelia Mota es denunciar también “a la persona que ha encargado el cobro de la supuesta deuda, porque mi hija tiene todas las cuentas saldadas de su época como rejoneadora, no debe nada a nadie y eso podemos demostrarlo sin problema”.

Desde la Guardia Civil confirman que están investigando esta denuncia y que, por el momento, hasta ayer, no se ha producido ninguna detención al respecto.

La familia Mota aclara que “todo está en manos de la justicia” y remarca que “fueron a su casa a secuestrarla”.

No obstante, expresan que “todo ha quedado afortunadamente en un susto”.

La rejoneadora taranconera vivió este episodio “con gran nerviosismo, llegando a sufrir un ataque de ansiedad”, explica su padre.

Según José Luis Mota, primero fue atendida en el Centro de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento del municipio y después en el hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Numerosos medios de comunicación digitales, de índole provincial o regional, pero también incluso nacional y especializados en el mundo del toro, se hicieron eco ayer de la noticia del secuestro que no fue de la joven Noelia Mota, lo que provocó que los hechos se difundieran rápidamente entre las redes sociales, en perfiles de vecinos de la comarca de Tarancón, pero también entre sus admiradores y los de su hermano, el también rejoneador Óscar Mota.

Esta taranconera, que durante muchos años fue la única mujer rejoneadora en activo española, está retirada de los ruedos desde 2013, después de sufrir lesiones tras una cogida complicada en Palencia.

“Nos está llamando todo el mundo preocupado por ella, porque esto no puede ser, está todo pagado, es a los trabajadores a quien les pasan las cosas, no a los delincuentes”, sentencia José Luis Mota, que asegura que “hace 15 días ya Noelia puso otra denuncia contra ese hombre que dice que le debe más de 1.000 euros”.

El resultado de la investigación certificará los hechos sobredimensionados ayer con lo que pudo ser.

Fuente: R.L.C./La Tribuna de Cuenca
http://www.porelpitonderecho.com/inicio/el-secuestro-que-no-fue-2370
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...