jueves, 1 de octubre de 2015

Arnedo / Las crónicas de los medios sobre la actuación de Manolo Vanegas.01/10.


                                                Arnedo, jueves 1 de octubre de 2015.

Novillos de Baltasar Ibán. Muy bien presentados. Destacó el 4º, noble y con picante, de nombre "Saltillo", nº 85, nacido en febrero de 2012 y de pelo negro, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. Complicado el 1º, deslucido el 2º, encastado y fijo el 3º, encastados 5º y 6º.

Miguel Ángel Silva, silencio y vuelta al ruedo;

Manolo Vanegas, silencio y vuelta al ruedo;

Juan de Castilla, oreja y oreja tras aviso.

Entrada: Un tercio de plaza.
A continuación podrán leer las crónicas de los medios Cultoro, Mundotoro, Aplausos,  Burladero y Antonio Sanchez de LasCosasdelToro, sobre la actuación de Manolo Vanegas Foto: Elena Diaz Saenz.






Cultoro: Hasta tres veces fue al caballo el segundo, que no tuvo malos los embroques pero no fue claro en los primeros tercios ante Manolo Vanegas. Tuvo que buscarle la inercia el venezolano para que no se quedase tan corto el animal, que necesitó en ocasiones más gobierno del que le dio el novillero, más firme y valeroso que imperioso con la tela. Pero fue bueno el planteamiento y suave la forma de manejar la muleta, muy técnico en sus formas para dar impresión de asiento ante las dificultades del animal.

De rodillas en los medios recibió Vanegas al incierto quinto, en un arranque de valor y hasta de temeridad, pero le ligó el toreo, firme ante la llegada por dentro. Poco le duró la movilidad al de Baltasar Ibán, que se vino abajo y se puso a la defensiva siempre para que le asentase la zapatilla Vanegas con la cabeza despejada y la voluntad intacta, sabiendo siempre que debía estar por encima. Siempre a peor el de Ibán, que se fue quedando más corto, derrotando más y protestando siempre ante el firme venezolano, que se llevó, además, una fea voltereta de la que salió herido.

Luis Ruiz / Aplausos: Manolo Vanegas sorteó por delante un utrero bien hecho que resultó deslucido y rebrincado. El venezolano, que entró en el cartel sustituyendo a Alberto Escudero, cumplió en una faena que se diluyó a medida que avanzó.

Inicio prometedor de Vanegas al quinto, sometiendo y pasándoselo cerca por los dos pitones. Incomprensiblemente empezó a amontonarse y la faena terminó siendo larga y densa. Conjunto a menos. Sufrió el torero una voltereta sin aparentes problemas. Novillo encastado y bravo en varas. Fue cogido de nuevo el torero al entrar a matar. Vuelta al ruedo.



Paco Romera / Mundotoro: El novillo que hizo segundo tuvo poca transmisión y embestía de forma monótona. Fue un animal desclasado y deslucido con el que Vanegas comenzo doblándose y corriéndole la mano derecha. El novillo se revolvía pero el trasteo no llegó a tomar vuelo tras sucesivos enganchones y el público no llegó a entrar en la faena. Resolvió de una estocada defectuosa y finalmente su labor fue silenciada.

El quinto fue un novillo encastado y con fijeza. Buen tercio de varas protagonizó Neil Zambrano y el animal embistió con alegría. Se vino como un tren y Vanegas lo paró en los medios. Se arrimó con la izquierda y el trasteo mejoró. La faena, de largometraje, fue de más a menos y se fue diluyendo. Lo prendió dos veces. Al entrar a matar se dejó la pierna atrás y lo volteó. Pasó a la enfermería pero salió a dar la vuelta al ruedo de reconocimiento.

Burladero: El segundo, también deslucido, para el venezolano Manolo Venegas. En el tercio de muerte, dominó la faena de muleta suavizando las dificultades del animal. Silencio.

El quinto de Ibán fue para Vanegas. En el inicio, el animal embistió con fijeza y Vanegas lo toreó con valentía, cerca de los dos pitones, parándole en los medios. En la faena, fue prendido dos veces y al entrar a matar lo volteó. Después de pasar a enfermería, salió para dar la vuelta al ruedo.

Antonio Sanchez / LasCosasdeltoro: Sobrecogió Manolo Vanegas en su presentación en Arnedo con dos faenas de mucho valor, de cabeza despejada y de un derroche de ambición. Frente al lote menos propicio del envío, el venezolano se mantuvo impávido frente a los derrotes que ambos astados lanzaban en su muleta. Con el quinto se jugó la vida en un final de faena estremecedor, con una fea voltereta en el epílogo y otra entrando a matar, de las que milagrosamente salió ileso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...