jueves, 13 de agosto de 2015

Andrés Roca Rey: “Quiero ser la primera figura de Pagés”. Entrevista.


Roca Rey es el último peruano que salió a hombros en Las Ventas y el primer torero que apodera, desde el miércoles, Pagés, la empresa de la Maestranza.

Un americano que vive el sueño español en Gerena, la aventura de vestirse de luces.

Exporta valor, mata a los toros y torea despacio.

Planea entre novilladas para aterrizar en Nimes, donde tomará la alternativa el próximo 19 de septiembre junto a Ponce y Bautista.

Campuzano pule otra perla.

A continuación la entrevista realizada Por Juan Diego Madueño,….



¿Cómo fueron los inicios?

Con mi hermano Fernando, que es matador de toros. Lo acompañaba a los tentaderos y terminé imitándolo.

¿Costó mucho dejar atrás Perú y venir a España?

Sí, sí. Mucho. Sobre todo sabiendo que tienes que irte a otro país para intentar quedarte. Mi futuro está en España. Me costó asimilarlo, pero aquí me tratan muy bien.

¿Qué tal sienta estar apoderado por una empresa como Pagés?

Tengo mucha ilusión. José Antonio Campuzano y yo estábamos solos. Ha luchado por mí desde primera hora porque no entrábamos en los sitios. Apareció esta oportunidad y consideró que era bueno: lo que él me diga siempre lo será.

Con la responsabilidad añadida de ser el primer torero apoderado por ellos, aunque sea compartido con Campuzano.

Responsabilidad no. Te cargas de ilusiones nuevas, de tratar de funcionar; que quede el recuerdo de ser el primer torero de Pagés que llega a figura.

José Antonio Campuzano apostó fuerte desde el primer momento.

Eso tiene que dar mucha confianza.

Justo cuando comencé. Tenía 13 años y me vio torear en un pueblo a un becerro, mi segundo novillo, y contactó conmigo.

Al principio a través de mi padre y luego surgió la oportunidad de venirme a España y aquí estoy, desde hace tres años.

Esa apuesta del maestro Campuzano es increíble: que una persona tan grande en el toreo como él, que no necesita meterse en estas cosas, me apoye directamente, sin conocerme apenas, es para estar plenamente agradecido. Espero seguir toda mi carrera junto a él.

66 años después, fue el primer peruano en salir a hombros de Las Ventas. Justo en el día de su presentación en Madrid.

Sí, no tenía nada hecho en la temporada. Era mi primera novillada del año y tenía que pasar algo. Entró el público en mis dos faenas y abrí la Puerta Grande.

Llega a la alternativa lanzado

Es un sueño tomarla en Nimes junto a Enrique Ponce y Juan Bautista. Lo que espero es llegar preparado, todavía me quedan unas once novilladas. Tengo que entrar en el escalafón como Dios manda y llegar algún día a competir contra ellos.

¿Imaginaba a principio de año un final de temporada así?

Tomando la alternativa sí, era nuestro objetivo. pero no en una tan buena. En Nimes, con dos figuras. Aunque siempre queda la duda, sabía que la temporada iba a ir bien, estaba seguro de ello.

¿Con qué torero se siente más identificado?

Trato de ser un torero con verdad. Darlo todo y no engañar a nadie. Es el mejor concepto que se puede tener.

Sus formas recuerdan a Sebastián Castella

Es un espejo, como todas las figuras del toreo. Dicen que me parezco a él, sí. Quizá es que los dos nos parezcamos a José Antonio Campuzano y por eso la gente se confunde.

Una de las cosas que ha sorprendido es su variedad con el capote

En Perú, mis primeros maestros me enseñaron que el capote era prácticamente todo el toreo. Antes se utilizaba más. La verdad es que me gusta torear mucho con el capote e innovar.

La primera corrida como matador en España será en un cartel de categoría [En la feria de Logroño, con toros de Zalduendo, junto a Juli y Morante, el 22 de septiembre].



¿A partir de ahora qué?

Llegar a ese día es tan importante como la alternativa. Y si llega ese día, que va a llegar si Dios quiere, trataré de disfrutar y aprovechar la oportunidad. Después nos iremos a América, a seguir toreando y el próximo año tratar de entrar en las ferias.

¿Qué piensa de los ataques antitaurinos?

Estamos pasando en el toreo por momentos muy díficiles. Nos atacan directamente. Los que no se saben comportar e insultan son ellos. Si no fuese por el toreo, el toro no existiría. No entiendo que gente que no aporta nada a la raza se queje.

Fuente: Juan Diego Madueño / El Mundo
http://www.elmundo.es/cultura/2015/08/13/55cbc0ece2704e3f388b45a9.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...