miércoles, 1 de julio de 2015

Las fechorías del torero del Pellizco


El llamado torero del pellizco, Morante de la Puebla, está protagonizando más ruido en los corrales, en las fincas y en los despachos que en el ruedo. 

Parece ser que hace tiempo se rompió el tarro del perfume caro y apenas queda aroma de nada.

El “genio” de la Puebla lleva unos años cosechando horribles temporadas dentro y fuera de la plaza.

Abandonado a la comodidad y al sesteo.

Viviendo del nombre y del aura de artista irrepetible.

Por ejemplo en Madrid lleva seis años sin dar una vuelta al ruedo y jamás salió por la puerta grande ; pero se ha permitido el lujo de modificar el ruedo a su antojo con trasiegos de camiones sacando arena porque no le gusta la “cuesta” del ruedo Madrid.

Interesante analisis sobre las temporadas y comportamiento de Morante de la  Puebla a continuación...



Le da fatiguitas solo de pensarlo. Para cobrar lo que cobra no tiene problemas.

Siempre lo hace antes de torear y en cantidades que no se merece por lo conseguido ante el toro.

Cantidades descomunales comparadas con las migajas que cobran otros toreros que cortan orejas y salen a hombros en Madrid con los muslos partidos a cornadas y a los que este señor no quiere ni ver a su lado en ninguna plaza.

Sus escándalos en los corrales están siendo noticia.

En Córdoba, hace un mes amenazó por medio de su sicario/apoderado, a un presidente, con no torear si no se aprobaban varios toros rechazados por falta de trapio.

Una amenaza chantajista intolerable, denunciada por el propio presidente que avergonzado y rebasado por los hechos fue a la prensa a contarlo.

En Madrid el año pasado arruinó la corrida de Beneficencia presionando a ganadero y empresa para que no se lidiaran unos toros grandones que le hacían temblar.

Consiguió que una corrida estuviera horas en un camión sin desembarcar, sin beber ni comer para que fuera rechazada.

Se vieron más de treinta toros hasta que se quedó contento con los más chicos.

El fiasco de sobreros fue un escándalo y aquella tarde se llevó la guita dando un sainete vergonzoso.

Por lo visto sus veedores hacen y deshacen las corridas a su gusto en el campo mientras ganaderos y empresas tragan.

Que no molesten, que sean chicos y que los pitones no sean muy afilados.

Negarse a sus deseos está prohibido y el tal Morante también llamado Birlante o Tunante campa a sus anchas en todo el orbe taurino.

El otro día en Alicante se quejó del polvo y vestido de luces cogió una manguera y se puso a regar el ruedo entre la rechifla general, humillando al operario encargado de hacerlo al que llegó a mojar.

Sus amiguetes El Juli y Talavante le reían la gracia.

Ayer en Burgos cuentan las crónicas que la tarde fue un escándalo de inválidos e impresentables torillos.



En Zamora; anteayer, daba pena ver a un animalillo moribundo seguir la muleta del extravagante Morarte.

En América no se han librado de sus escándalos.

Se ha pegado varias vueltas a México matando becerros desmochados indecentes.

Una estocada mas a la fiesta de este torero del pellizco.

El enfrentamiento con Sevilla y su empresa es otra de sus últimas gestas.

Dimes y diretes.

Mentiras, reproches y acusaciones poco claras.

Tirando la piedra y escondiendo la mano.

Se permitió el lujo de presionar al alcalde de Sevilla para que le contrataran en Abril cuando ya todo estaba cerrado.

Y luego pone cara de bueno fumándose un puro en la televisión y filosofando sobre lo trascendental del arte.

Vaya geta.

Para llevar a cabo tantas fechorías se vale de un ex torero que hace de apoderado y se comporta como un forajido.

El mueve hilos en despachos, en los cercados y en los callejones.

Disfrazado de moderno, este ex torero, pésimo por cierto, se ha ganado una fama peor que la de un nublado.

Coincide su apoderamiento con la peor versión del Tunante, en toda su carrera.

Bueno habría que hablar de otros también…lo vamos a dejar.

Sus temporadas son penosas.

El ganado que despacha no pasa los mínimos en muchas ocasiones.

Sospechosos pitones y escurridos cuerpos de novillo.

Sus desplantes al público o sus tardes de “hoy no me apetece” son la tónica general.

Que si el viento, que si el polvo, que si el toro. ..debe ser que cobrar por la mañana desanima…

Este señor y su gente forman una banda que están haciendo mucho daño al toreo con sus métodos y formas gansgteriles.

Ahora arropado por un grupo mejicano de empresarios millonarios, famosos por sus métodos “discutibles” se permite el lujo de darse una vuelta a España por las ferias sin justificar sus carteles ni sus dineros.

Pero el respetable consiente y paga caro por ver sus aspavientos y su paso para atrás.

Las empresas, ganaderos y sobre todo la prensa le jalean cada vez que intenta dar una verónica o un muletazo y se llevan las manos a la cabeza como si hubieran visto a Dios…

Que sigan, que sigan.

“Les mean en la boca y les sabe dulce” que decía aquel

…Pues ale ale; a seguir birlando toros y carteras…

Fuente: Javier paradinas / espanafascinante.com/
http://espanafascinante.com/las-fechorias-del-torero-del-pellizco/?utm_campaign=shareaholic&utm_medium=facebook&utm_source=socialnetwork
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...